Cámaras de vigilancia para tiendas

Rate this post

A pesar de que a todos nos gusta creer en la buena fe de las personas, lo cierto es que las industrias minoristas y mayoristas pierden millones de euros al año por robo tanto de empleados como de clientes.

Para la buena marcha de cualquier establecimiento, es indispensable invertir en medidas de seguridad

En primer lugar, un buen software de gestión, nos ayudará a mantener el stock controlado, y evitará que algún empleado sienta la tentación de hurtar algo.  Mantener un buen control de almacén es fundamental para evitar desapariciones de producto indeseadas.

Por otro lado, invertir en cámaras de vigilancia IP, proporciona numerosos beneficios a largo plazo, como la reducción de la contracción de ventas al por menor, maximizar los beneficios de la tienda, o reducir las tasas de seguro.

Las cámaras de seguridad también ayudan a crear un entorno más seguro y acogedor para los clientes.

Con el número de tecnologías disponibles en las cámaras IP actuales, es importante determinar las necesidades exactas de seguridad de tu tienda o superficie.

¿Necesitarás cámaras de interior y exterior para tu sistema de seguridad? ¿Cuáles son los puntos débiles de tu tienda? ¿Hay alguna sección mal iluminada? ¿Hay algún pasillo o sección que sea más difícil de ver que otras áreas de tu tienda?

Éstas son sólo algunas de las preguntas a tener en cuenta al comprar un nuevo sistema de seguridad para superficies comerciales.



 

Delitos comunes de venta al por menor

camaras de seguridad para tiendas

Los propietarios de tiendas al por menor están siempre bajo la amenaza del hurto en tiendas por parte de clientes y empleados. Afortunadamente, los sistemas de cámaras IP pueden ayudar a reducir el robo en las tiendas, así como la delincuencia organizada.

Los clientes y los empleados que saben que una superficie está equipada con cámaras de seguridad, estarán menos tentados a robar. Las cámaras de seguridad para minoristas también pueden ayudarle a identificar a la persona que cometió el delito con imágenes claras y vívidas que son fáciles de representar.

Hurtos de clientes: Cada año se roban millones en bienes de las tiendas minoristas. Los ladrones de tiendas profesionales pueden ser difíciles de atrapar por los servicios de seguridad.

La instalación de cámaras de seguridad en el comercio en lugar de contratar costosos agentes de seguridad, le ahorra miles de euros al año y se considera uno de los métodos más eficaces para detener a los ladrones de tiendas.

Robo de empleados: A pesar de exhaustivos controles de antecedentes y entrevistas, ningún empleador puede estar 100% seguro de que un empleado no va a robar. La reproducción de vídeo grabado en sus cámaras de seguridad, permite detectar casos de robo de empleados para que se pueda despedir a esa persona inmediatamente, presentar cargos y recuperar pérdidas.

Amigismo: Algunos empleados a menudeo le harán descuentos no autorizados a sus amigos y familiares, introduciendo números equivocados o fallando al escanear un artículo.

Las cámaras de seguridad le permiten atrapar a los empleados en el acto, para que usted puedas responder en el acto.

Robo Flash Rob: Flash robs, una clase relativamente nueva de robo, se está convirtiendo en un problema importante en las grandes ciudades. Es típicamente cometido por adolescentes o adultos jóvenes que asaltan una tienda para robar artículos, arrojando y rompiendo productos, gritando o haciendo declaraciones amenazadoras, y planteando un peligro extremo para el personal y los clientes.

Los propietarios de las tiendas nunca deben intervenir o intentar utilizar la fuerza física en estos robos a menudo violentos, pero tener cámaras de seguridad grabando el incidente, ayudará a las fuerzas del orden a identificar a los participantes.

Crimen organizado al por menor: Las grandes redes clandestinas de hurtos en tiendas están repartidas por todo el mundo. Actuan en muchos casos, entrando de forma casual a los supermercados y grandes almacenes, agarrar productos de alto valor como pañales, afeitadoras o detergentes de los estantes, meterlos en bolsas, y luego salir corriendo de la tienda donde generalmente son recogidos por un conductor.

Los dueños de las tiendas o el personal de seguridad ni siquiera pueden notar a estos ladrones profesionales hasta que notan la mercancía perdida, pero los sistemas de seguridad pueden registrar el progreso de los ladrones dentro y fuera de la tienda, dándoles a la policía la oportunidad de identificar y detener a los miembros que operan en el área.



Dónde colocar las cámaras de vigilancia para tiendas

Cada local es diferente en cuanto a tamaño y distribución de mercancías, pero cada uno tiene una salida, una entrada, y caja registradora. Colocar cámaras de seguridad cerca de las áreas de alto tráfico dentro de tu tienda, ayudará a reducir el número de delitos.

Entradas y Salidas: Monte sus cámaras de seguridad para tiendas directamente encima o cerca de las entradas y salidas de la tienda para monitorear el flujo de clientes y empleados.

Esta ubicación proporciona una visión clara de cada persona que entra y sale. Con vídeo IP de alta calidad, puede reconocer e identificar caras para guardarlas como evidencia si es necesario.

Caja registradora: La caja registradora es un área extremadamente sensible y debe ser vigilada en todo momento. Los empleados deshonestos robarán directamente de la caja registradora, y como dueño de un negocio con una lista interminable de responsabilidades, usted no siempre puede estar allí para asegurarse de que todas las ventas del día se han contabilizado.

Las cámaras de seguridad para tiendas deben montarse directamente sobre la caja para monitorear y observar todas las actividades que tienen lugar, incluyendo transacciones, reembolsos y conteo de dinero.

Zona de Venta: Siempre equipe su zona de ventas con, al menos, una cámara de seguridad. Dependiendo del tamaño de tu negocio, es posible que necesites un número considerable de cámaras de seguridad para cubrir todo el espacio.

Los pasillos mal iluminados o las áreas difíciles de ver, también deben ser monitoreadas por cámaras.

Almacén: Los ladrones a menudo buscan almacenes para robar inventario y/o carga. Las cámaras de seguridad deben montarse en vigas,  o techos principales, para supervisar el inventario.

Estacionamiento: Si tu local tiene su propio estacionamiento, considera en invertir en un sistema de videovigilancia para cubrir esta zona. Los robos de vehículos son comunes en estacionamientos de tiendas.

La instalación de cámaras de vídeo en su aparcamiento, hace posible el reconocimiento de matrículas, lo que es tremendamente útil en los casos en los que un ladrón haya huido de la escena en su vehículo.

Leave a Reply